Resumen de Noticias

Costa Rica, Domingo 27 de Mayo del 2018

Reforma fiscal progresiva será una de las prioridades de candidato a diputado Víctor Artavia

Isabel Ortega - iortega@rumboeconomico.net

25/01/2018 07:58 a.m.


Una reforma fiscal progresiva, ley de construcción de obra pública mediante el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para generar empleo, y la conversión de Costa Rica en un Estado laico, son los tres principales proyectos del candidato a diputado por San José por el Nuevo Partido Socialista (NPS), Víctor Artavia.

 

Además, el candidato a diputado propone suprimir las exoneraciones fiscales, instaurar impuestos a las empresas exportadoras y combatir la evasión y elusión fiscal, “con la intención de mejorar las condiciones de vida de las clases trabajadoras, las mujeres y la juventud”.

 

De igual forma, Artavia indicó que se encuentra en contra de la propuesta de reforma fiscal tal y como fe presentada por el actual Gobierno de la República ya que esta “se fundamentan en una premisa falsa: responsabilizar a los trabajadores y trabajadoras estatales de la crisis fiscal por sus conquistas salariales”, dijo el candidato.

 

A continuación, compartimos la entrevista completa realizada al candidato a diputado por San José del Nuevo Partido Socialista, Víctor Artavia:

 

¿Por qué desea ser diputado?

 

Nuestro objetivo es defender en la Asamblea Legislativa a los trabajadores y trabajadoras, las mujeres y la juventud, pues consideramos que son los sectores más perjudicados por los gobiernos de turno y los representantes parlamentarios en las últimas décadas, quienes gobiernan y legislan en función de los de arriba; es decir, los grandes empresarios, los corruptos y los conservadores.

 

Ante esto, encontramos necesario contar con diputadas y diputados socialistas que lleven las reivindicaciones de los de abajo a la política nacional.

 

¿Cuál será su proyecto de ley estrella en caso de quedar electo como diputado?

 

Tenemos tres proyectos estrella: reforma fiscal progresiva, ley de construcción de obra pública mediante el ICE y el MOPT para generar empleo, y la conversión de Costa Rica en un Estado laico.

 

¿En qué posición de su agenda quedarán los proyectos de ley en materia económica?

 

Diría que en los primeros lugares. En nuestro primer capítulo del programa establecemos que entendemos el desarrollo económico en un solo sentido: mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadoras, las mujeres y la juventud. Por eso planteamos una serie de medidas en materia fiscal, generación de empleo y otros rubros, orientados a beneficiar a estos sectores.

 

¿Cuál considera usted que es el principal tema que se debe desarrollar desde la Asamblea Legislativa en materia económica?

 

Avanzar en una reforma fiscal progresiva, para que paguen los que tiene más. En Costa Rica, el 70% de los ingresos fiscales provienen de impuestos indirectos y sólo un 30% son de impuestos directos.

 

De acuerdo con el Programa del Estado de la Nación (IEN) la carga tributaria del país ronda el 13% con relación al Producto Interno Bruto (PIB). Es necesario aumentarla, pero no profundizando el carácter regresivo fiscal como pretende el gobierno actual al impulsar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), para lo cual cuenta con el apoyo de las bancadas del PAC, PLN, PUSC y otros partidos.

 

Desde el Nuevo Partido Socialista planteamos suprimir las exoneraciones fiscales que benefician a los grandes empresarios nacionales y transnacionales, instaurar impuestos a las empresas exportadoras y combatir la evasión y elusión fiscal.

 

¿Cuál es su posición referente a los proyectos de reforma tributaria que ha presentado el Gobierno a la Asamblea Legislativa? ¿Si usted fuera diputado apoyaría la reforma fiscal como la planteó este Gobierno?

 

Nos oponemos a los proyectos de reforma fiscal del gobierno y otros sectores. Primero, porque se fundamentan en una premisa falsa: responsabilizar a los trabajadores y trabajadoras estatales de la crisis fiscal por sus conquistas salariales (pluses y convenciones colectivas) y concluir que entre todos tenemos que “socarnos la faja” para reducir el déficit. De ahí que sus propuestas son profundizar el carácter regresivo de la estructura fiscal del país y golpear los derechos laborales.

 

En cuanto al IVA, si se aprueba con el aumento al 15% se recaudaría un 2,2% del PIB, mientras que si se aprueba manteniendo la tasa del 13% se recaudaría el 1,5%.

 

Con respecto al proyecto de Ley de Empleo Público, en la versión original presentada por Sandra Pizk (diputada del PLN 2014-2018), pretende generar un ahorro del 1,05% del PIB distribuido de la siguiente manera: 0,05% del PIB por dedicación exclusiva, prohibición, disponibilidad, zonaje y carrera profesional, y un 1% por anualidad a largo plazo.

 

Ambas medidas representarían un 3,2% del PIB, la mitad del déficit fiscal proyectado para 2017. No son una solución definitiva del problema de déficit, para lo cual hay que avanzar hacia una reforma fiscal progresiva donde paguen los que tiene más y combatir la evasión fiscal que es altísima.

 

¿Cómo se podrían mejorar estos proyectos de ley que buscan una reforma tributaria que requiere el país?

 

Tenemos una propuesta fiscal progresiva, para que paguen los que tiene más. En concreto sugerimos las siguientes medidas:

 

a) Combatir a fondo la evasión fiscal, que representa un 8,2% del PIB. Solamente el incumplimiento de las empresas en el pago del impuesto de renta es del 5,8% del PIB.

b) Instaurar impuestos a las exportaciones. De acuerdo con el listado de impuestos vigentes del Ministerio de Hacienda, en nuestro país solamente hay tres impuestos a las exportaciones, establecidos en los años 60 y 70 a productos agropecuarios: al café (ley n° 2762 de 1961), al banano (ley n° 5515 de 1974), y al ganado en pie (ley n° 6247 de 1978). ¡Cuarenta años transcurrieron desde la aprobación del último impuesto a las exportaciones vigente en Costa Rica!

c) Revisión a fondo de las exoneraciones fiscales que representan un 5,8% del PIB. Planteamos la supresión inmediata de todas las exoneraciones que benefician a las grandes empresas privadas.

d) Instauración de la renta global y renta mundial, herramientas útiles para calcular el pago del impuesto de la renta según el total de riqueza generada tanto dentro como fuera del país y sumando los ingresos de todas las actividades, para evitar la evasión resultado de la fragmentación de declaraciones.

 

¿Cuáles temas deben ser tratados y desarrollados desde la Asamblea Legislativa para mejorar la competitividad del país?

 

Sin duda alguna el desarrollo de obra pública. El país debería invertir un 4,4% del PIB en desarrollo de infraestructura vial y similares, pero estamos muy por debajo de eso. Por ejemplo, en 2013 los gobiernos de El Salvador y Panamá invirtieron en obra pública un 3,1% y 10% del PIB respectivamente, mientras que Costa Rica se limitó a 1,4%. Durante el gobierno de Luis Guillermo Solís hubo momento donde ese monto creció, pero luego se estancó por la crisis fiscal.

 

Debido la infraestructura vial tiene un retraso de más de 30 años, y por el congestionamiento vial el país pierde en promedio un 2% del PIB anualmente, y cada persona gasta 15 días al año en las presas.

 

Más grave aún, la escaza inversión se realiza bajo el modelo de concesión de obra pública, mecanismo que facilitó que un puñado de empresas concentren las licitaciones (en gran medida porque financian campañas de los partidos de los empresarios), entregando obras defectuosas y a un elevado costo.

 

Por eso desde el Nuevo Partido Socialista planteamos:

 

a) Derogatoria inmediata de la ley de concesión de obra pública, pues este modelo solo sirve para enriquecer a un puñado de empresas privadas. Proponemos que sea el MOPT y el ICE los que construyan la infraestructura del país y generen empleo genuino.

b) Aumentar la inversión en obra pública al 4,4% del PIB. Para esto es fundamental implementar medidas fiscales progresivas sobre el gran capital, lo cual generará recursos para su financiamiento.

c) Construcción de un tren eléctrico interurbano: que el Estado construya este tren que conecte las cabeceras de provincia del área metropolitana para paliar el desastroso estado de las carreteras. Este tren debe enfocarse en agilizar el transporte de los cientos de miles de trabajadoras, trabajadores y estudiantes que diariamente se trasladan a sus centros de trabajo y estudio.

 

¿Cuál es su posición respecto al tema de economía colaborativa? ¿Apoyaría el proyecto de ley que actualmente hay en la Asamblea Legislativa referente a este tema?

 

Sin duda alguna hay que regular este tipo de actividades económicas, donde impera la informalidad y, por lo mismo, se evade el pago de impuestos y de la seguridad social. Por otra parte, hay que ver cada caso en particular, pues no es lo mismo alguien que utiliza una app para para vender frutas y verduras orgánicas o pequeños servicios turísticos, que cuando son verdaderas empresas que mueven millones, como sucede con UBER, una transnacional que actúa al margen de la ley y sin garantizar aspectos básicos de seguridad para los usuarios y derechos laborales a sus trabajadores y trabajadoras (que es lo que son, aunque se les denomine “colaboradores”). En este último caso nos oponemos, pues el transporte público es un servicio elemental que debe estar regulado y en manos del Estado. Por eso mismo no apoyamos el proyecto de ley sobre movilidad colaborativa presentado por el diputado Franklin Corella.

 

¿Cuáles serían las propuestas que llevaría usted a la Asamblea Legislativa para impulsar el emprendedurismo, viéndolo como una forma de generación de empleo?

 

De acuerdo con el informe “La dinámica de la iniciativa empresarial en Costa Rica: Un análisis de la entrada, salida y crecimiento de las empresas” (2012), entre un 18 y 28% de las PYMES fracasan en su primer año, y al cabo de una década la "mortalidad" llega a un 70 y 80%. Por eso no consideramos que el emprendedurismo sea una solución a largo plazo o estructural para el desempleo.

 

Además, se tiende a generar una visión idílica de éxito y prosperidad en torno a este tipo de proyectos, cuando muchos son actividades económicas informales para la subsistencia de las familias producto del desempleo en el país. De acuerdo con el IEN los denominados “hogares productivos” (como pulperías, peluquerías o similares) generan 28% del empleo en el país, siendo un sector donde la informalidad alcanza el 70%.

 

Para este tipo de casos, estamos por favorecer medidas que permitan su formalización y garantizar que coticen a la CCSS, pues son pequeñas empresas que requieren del apoyo solidario del Estado para su consolidación y garantizar la subsistencia de muchas familias. Es absurdo que el Estado costarricense beneficie a las grandes empresas exportadoras con exoneraciones fiscales, pero no tenga una política de ayuda hacia este tipo de proyectos de pequeña escala.

 

Todo lo anterior sin dejar de lado nuestro plan de obras públicas para generar empleo a los cientos de miles de personas sin trabajo, especialmente jóvenes y mujeres, sectores donde la tasa de desempleo es del 24% y 12% respectivamente.

 

¿Quién es Víctor Artavia?

 

Víctor Artavia se formé como historiador en la Universidad de Costa Rica. Además, desde hace más de veinte años se sumó a diferentes luchas y movimientos sociales, en defensa de los derechos de la clase trabajadora, contra el TLC, en defensa de los derechos de las mujeres y la población LGBTI, entre otros casos.


Compartir



Noticias relacionadas




Comentarios



Indicadores

Inflación
Interanual a Abril 2,38%
Tipo de Cambio (CR colones por US dólares)
Compra 562,45
Venta

568,19

Tasa Básica Pasiva (TBP): 6,00%
Tasa Efectiva Dólares (TED): 2,34%

 

Fuente: Banco Central de Costa Rica (BCCR)

 

Últimas Noticias

Lo Más Leído