Resumen de Noticias

Costa Rica, Jueves 21 de Junio del 2018

¿Australia padecería una recesión económica?

Mauricio Bedoya Gómez - mbedoyagz@gmail.com

09/03/2018 09:02 a.m.


Uno de los síntomas que pone en evidencia una desaceleración en el crecimiento económico, es la falta de solvencia en los hogares. En el año 2017, 32.000 australianos se declararon en bancarrota, significando un aumento del 6,1% con respecto al 2016. La firma consultora Illion afirma que este tropiezo surgió por el reajuste de precios de las hipotecas, la gasolina, atención médica y servicios públicos; sin olvidar que una de las mayores preocupaciones en los trabajadores, es el débil crecimiento de los salarios.

 

Sumado a lo anterior, la edad promedio del australiano en bancarrota se centra en los 40 años. Con ello, se intuye el desinterés en crear un fondo de reservas por parte del individuo que comienza la vida laboral. Pregúntese si alguna vez ha considerado la opción de crear una reserva de dinero para soportar un problema familiar de tipo financiero, y cuántas veces ha fallado en el intento.

 

Con el grave riesgo de endeudamiento de los hogares, que conlleva a la reducción del gasto e imposibilidad del ahorro, ¿Seria apresurado afirmar que Australia podría enfrentar una crisis económica?

 

Se necesitarían de profundos análisis en los escenarios positivos y negativos de la economía australiana. Para disipar algunas dudas, los enunciaré a continuación:

 

1. Balanza comercial: Existe un dinamismo en la producción de minerales metalíferos, las cuales generan un gran contrapeso en las exportaciones, al igual que los productos cárnicos, seguidos de cerca por el cobre, gas natural y oro. Sin tener en cuenta el ajuste estacional de la balanza comercial, en el año 2017 se registraron únicamente dos meses con balanza deficitaria (abril y diciembre).

 

Al menos, la economía australiana ha subsistido a partir de la diversificación de mercado, evitar la mono-dependencia y permitir el sostenimiento de los sectores productivos internos que reducen el desempleo.

 

2. Inflación: Preocupan los bajos datos de inflación y por ende, las presiones para los aumentos de salario se hacen menos efectivas, que conduce al menor gasto de los hogares. La competitividad laboral entra en juego, ya que los australianos que tengan altos niveles de deuda y deseen cambiar de empleo, deberán reconsiderarlo más de una vez.

 

Se necesita un rebote de la inflación, así como la tasa de desempleo caiga considerablemente para iniciar un reajuste salarial.

 

3. Desempleo: Con una tasa de desempleo del 5,5%, igualando sus mejores registros desde el 2013, será el indicador macroeconómico para incentivar la subida de los salarios, tal y como lo he mencionado en los primeros ítems. Incluso, deberá igualar la tasa natural de desempleo (tasa que no tiene variación hasta el largo plazo).

 

En búsqueda de tomar una decisión que impulse el consumo y la inversión, o por otra parte, estimular el ahorro y enfrentar una posible contracción de la producción nacional, el Banco de la Reserva de Australia estaría en la obligación de alterar la tasa de interés (1,5%) por primera vez en casi dos años.

 

Lo que me dijo Steve Keen, economista que predijo la crisis financiera

 

Aunque no soy el único individuo que manifiesta su interés por conocer con mayor certeza sobre la próxima recesión económica en Australia, quería buscar respaldo en la opinión de una persona con amplia experiencia en dicho tema.

 

Dentro del selecto grupo de personas que predijeron la crisis financiera del 2008, decidí contactar por vía e-mail a Steve Keen, economista australiano con más de 25 años de trayectoria, profesor de la Universidad de Kingston en Londres y escritor del éxito “Debunking Economics”. El 2005 fue el año en el cual el profesor Keen predijo la crisis.

 

Le pregunté acerca de la importancia de la exención de los impuestos corporativos para aumentar salarios y la relevancia de bajar las tasa de interés en los créditos de consumo y vivienda, así como la posibilidad de que Australia pudiese sufrir una recesión económica.

 

Respondió con seguridad sobre la probabilidad de que Australia caiga en una recesión antes de terminar esta década, por la alta deuda de los hogares que representa el 122% del PIB australiano y el tercer nivel más alto a nivel mundial. Sumado a esto, argumentó que la reducción de impuestos corporativos no garantizan un excedente de liquidez para contratar personal, sino para realizar recompra de acciones; algo en lo que estuvimos de acuerdo.

 

Diferencias sobre las tasas de interés

 

No obstante, diferimos sobre la alteración de las tasas de interés y mencionó el detonante de una posible recesión en Australia: La caída en los precios de la vivienda. El profesor Keen mencionó que el Banco de la Reserva de Australia reduciría las tasas de interés únicamente en un escenario donde el desplome en los precios de la vivienda provoque una caída severa en los niveles de crédito, conllevando a una reducción de la demanda y posteriormente a una recesión, además de que tal alternativa no solucionaría el problema real de la economía, sino reducir el nivel de deuda de los hogares.

 

Continúa la incertidumbre

 

En síntesis, existe un riesgo en el colapso del nivel de los créditos hipotecarios y consumo, sumado a la urgencia de reducir el desempleo y acelerar la subida salarial para evitar las deudas impagas, donde el Banco Central se encuentra limitado en su actuar. Esperemos lo que ocurra en Australia antes de terminar el año 2020.

 

*El autor es economista y analista internacional.


Compartir



Noticias relacionadas




Comentarios



Indicadores

Inflación
Interanual a Mayo 2,04%
Tipo de Cambio (CR colones por US dólares)
Compra 562,85
Venta

570,19

Tasa Básica Pasiva (TBP): 5,85%
Tasa Efectiva Dólares (TED): 2,39%

 

Fuente: Banco Central de Costa Rica (BCCR)

 

Últimas Noticias

Lo Más Leído