Resumen de Noticias

Costa Rica, Miercoles 23 de Mayo del 2018

¿Cuánto es suficiente?

Katarinna Marín - katarinna1507@gmail.com

11/05/2018 11:15 a.m.


¿Alguna vez ha hecho el ejercicio de escribir todo aquello por lo que se siente agradecido en su vida? ¿Ha pensado alguna vez en lo afortunado que es de contar con tantas bendiciones? ¿Qué lo hace realmente feliz y le invita a levantarse cada mañana con ilusión?

 

En nuestro afán por tener, muchas veces se nos olvida lo que es esencial para nosotros, lo que realmente nos da felicidad. En estos días, vi una película que me dejó pensando en ello, se llama “The Founder” (El fundador), cuenta la historia de Ray Kroc y su adquisición de la cadena de comida rápida McDonald's. No se la quiero narrar, porque le invito a verla y analizarla desde una perspectiva integral. Es importante aclarar que no tengo nada en contra de la superación financiera, al contrario, aplico y enseño la importancia de salirnos del conformismo que opaca nuestro potencial, pero hay que tener cuidado entre una correcta ambición y el ser adictos del tener (llámese fama, poder, dinero, objetos, etc.), al punto de hacer lo que sea con tal de obtenerlo.

 

He estado organizando mi casa ya que tenemos una mudanza por hacer y ello me ha ayudado a liberarme de muchas cosas que no suman a mi vida. Para nada me considero acumuladora, he observado programas de televisión que muestran casos extremos de esto, pero hay que reconocer que es realmente fácil apegarnos a objetos que solo vienen a llenar espacios en nuestra casa. Esto se puede dar también con sentimientos o personas que llenan nuestro corazón. ¡Grandes verdades se encierran en enseñanzas que nos instan a liberar para poder permitir que lo nuevo llegue! Es normal que nos acomodemos a nuestra situación, especialmente cuando nos ofrece un estado de tranquilidad e incluso hasta de seguridad, pero ¿acaso no soñamos todos con algo más? Esto es una actitud correcta; sin embargo, la pregunta es: ¿cuánto es suficiente?

 

Quiero ilustrar lo anterior con esta reflexión, la cual encierra una gran verdad para aplicar en nuestras vidas diariamente.

 

Había una vez un rey muy rico. Lo tenía todo. Dinero, poder, comodidades, cientos de súbditos y a pesar de todo no era feliz. Un día, se cruzó con uno de sus criados, que silbaba alegremente mientras limpiaba el suelo con una escoba. Se quedó intrigado. ¿Cómo era posible que él, un gobernante supremo del reino, pudiera andar tan cabizbajo, mientras que un humilde siervo parecía disfrutar de tanto placer?

 

– “¿Por qué estás tan feliz?”, preguntó el rey.

 

– “Majestad, yo no soy más que un sirviente. No necesito mucho. Tengo un techo para albergar a mi familia y una comida caliente para llenar nuestros estómagos”.

 

El rey no conseguía entender. Luego llamó al consejero del reino, la persona en quien más confiaba.

 

– “Su Majestad, creo que el siervo no es parte del club 99″

 

– “¿Club 99? ¿Qué es eso? ”

 

– “Su Majestad, para entender lo que es el Club 99, ordene que sea dejada una bolsa con 99 monedas de oro en la puerta del siervo”.

 

Y así se hizo.

 

Cuando el pobre criado encontró la bolsa en la puerta, sus ojos se iluminaron. No podía creer tanta suerte. Ni en sus sueños había visto tanto dinero junto. Extendió las monedas sobre la mesa y empezó a contarlas.  

 

– “… 96, 97, 98, 99…”

 

Le pareció extraño tener 99. Pensó que podría haber tirado alguna. Probablemente eran 100, pero no encontró nada. ¡Eran exactamente 99! Por alguna razón, aquella moneda que faltaba ganó importancia de forma repentina. Con apenas una moneda de oro más, una sola, completaría 100. ¡Un número de 3 dígitos! Una verdadera fortuna.

 

Se obsesionó con completar su reciente patrimonio con la última moneda que faltaba. Decidió que haría lo que fuera necesario para conseguir otra moneda de oro. Trabajaría día y noche. Después de todo, estaba muy cerca de tener una fortuna de 100 monedas de oro y así sería un hombre rico… ¡con 100 monedas de oro!

 

Desde ese día, la vida del siervo cambió. Pasaba todo el tiempo pensando en cómo hacer para ganar esa moneda. Siempre estaba cansado y quejándose por las esquinas. Tenía poca paciencia con su familia, que no entendía por qué era tan necesario conseguir la centésima moneda de oro. Dejó de silbar mientras barría el suelo. El rey vio este cambio repentino en el comportamiento y llamó a su consejero.

 

– “Su Majestad, el siervo es ahora oficialmente parte del Club 99”.

 

Y continuó:

 

– “El Club 99 está formado por personas que tienen lo suficiente para ser felices, pero todavía no están satisfechas. Están constantemente persiguiendo esa moneda que les falta. Viven repitiendo que si tan solo tuvieran esa última y pequeña cosa que les falta, entonces podrían ser realmente felices. Majestad, en realidad, se necesita muy poco para ser feliz. Sin embargo, cuando ganamos algo más grande o mejor, de inmediato surge la sensación de que podríamos tener más. Con un poco más, creemos que haríamos una gran diferencia. Solo un poco más. Perdemos el sueño, nuestra alegría, nuestra paz y aplastamos a las personas que están a nuestro alrededor. Y un poco más, siempre se vuelve… un poco más. Ese un poco más es el precio de nuestra voluntad”. Y concluyó:

 

– “Eso, su Majestad… es el Club 99”.  (Autor desconocido)

 

De alguna manera todos hemos sido influenciados por la idea de que siempre debemos procurar algo más para estar completos y gozar la vida, una trampa mortal que nos impide disfrutar del gran tesoro que Dios nos da cada día. Los extremos son malos, crezca y desarrolle esos dones y talentos, que le han sido otorgados para su bien y el de los demás, y los beneficios vendrán por añadidura. Recuerde que somos peregrinos en esta tierra y el corto tiempo que estemos acá, hay que vivirlo de forma extraordinaria. No amargue su vida pensando en lo que le hace falta, disfrute al máximo lo que tiene y no se compare con otros, comparta, sea agradecido y verá el poder de atraer más y mejores riquezas a su vida.

 

*La autora es Promotora de emprendimiento y conferencista de desarrollo humano.


Compartir



Noticias relacionadas




Comentarios



Indicadores

Inflación
Interanual a Abril 2,38%
Tipo de Cambio (CR colones por US dólares)
Compra 560,87
Venta

567,31

Tasa Básica Pasiva (TBP): 6,00%
Tasa Efectiva Dólares (TED): 2,34%

 

Fuente: Banco Central de Costa Rica (BCCR)

 

Últimas Noticias

Lo Más Leído